Novios en madera


El año pasado os hablaba de las Peg Dolls y del kit que me había comprado para aprender a crearlas, pero entre unas cosas y otras acabaron en el cajón y casi no me acordaba de su existencia, hasta que en enero me propuse empezar a experimentar.

Con eso de que hay una boda a la vuelta de la esquina, se me ocurrió lanzarme con la pareja de novios y como en teoría, van a ser para mi, pues me daba un poco igual el tener fallos.
¿Qué pasos seguí?
Lo primero que hice fue hacer los bocetos en papel, más que nada para tener una idea clara para luego poder plasmarlo en la madera. Lo mejor de las Peg Dolls de Mía Mandarina, es que ya vienen listas para empezar a pintar, por lo que nos olvidamos de lijar y de aplicar tapaporos.

Una vez tenía claro lo que quería, lo dibujé en la figura de madera, no os podéis imaginar lo difícil que se me hace dibujar sobre una figura 3D... creo que era lo que peor se me daba en las clases de dibujo.
Y después de tener el boceto tocaba lanzarme con el pincel. Reconozco que si no llega a ser por el libro de Mía Mandaría, no habría salido tan bien, más que nada porque da bastantes trucos para las que no tenemos mucha experiencia en arte.
Y aquí está el resultado, aún no son definitivos, tengo que hacerles algún que otro cambio, darles una capa de barniz y pensar en la decoración final, abajo os dejo un prototipo, pero no sé si será demasiado recargado.
¿qué os parecen?

¡Nos vamos de boda!

¡Ay!


Por fin os puedo contar esa cosita especial que sucede este año. Seguro que las que me seguís por instagram ya os habréis enterado, pero... me hace ilusión contarlo con más detalle.

y es que... ¡JM y yo nos casamos!. (JM se apellida T por eso el palomo se llama T)

Sí, este año toca boda y no precisamente de invitada, este año me toca a mi ser la protagonista, ¡ay! qué miedo y qué ilusión... ¡Todo al mismo tiempo!. En octubre del año pasado Don T decidió dar el paso, sacó su lado romántico (creedme, lo tiene bien escondido) y me sorprendió en nuestra cena de aniversario con un anillo.

La historia tiene cierta parte de humor. Yo me presenté con otro anillo, pero el mío no tenía nada de especial, era un regalo de aniversario, como decía él: "¡Un anillo de plata! vaya caca" jajaja, ¡Ay qué vergüenza pasé!. No penséis que se puso de rodillas ni nada de eso (¿recordáis? su romanticismo está muy escondido), dejó caer la caja encima de la mesa y dijo algo así como: ¿Nos casamos? jajajaja, me río cada vez que lo pienso, en el fondo es bastante timidillo y seguro que fue un mal trago para él, yo cogí la caja y le dije que no pensaba abrir nada allí. Pagamos la cena y nos fuimos del restaurante, de camino al coche me paré y fue cuando le pregunté si lo decía de verdad y ya en la intimidad de la noche (qué peliculera soy 😆) me lo volvió a preguntar, ¡Ayyy! no fue igual que en las películas, pero para mi fue perfecto, no supe que decir, nerviosa, aguantando las lágrimas y... ¡Claro que sí!.

Y ahí vamos, con una casa a medio amueblar y a seis meses de una boda... ¡Seis meses! si parece que fue ayer cuando nos quedaba un año. 

Ahora os podréis hacer una idea del porqué de mi ausencia, hemos intentado abaratar todo lo posible haciendo nosotros muchas cosas (sí, cambié la aguja por el pico y el martillo 😜), le hemos dado otra oportunidad a muebles antiguos y muchas de las cosas para la boda han sido hechas por mi a mano (y las que quedan por hacer aún), se vive con mucha ilusión pero también con muchos nervios.

No sé porqué pero pensé que este día nunca llegaría, pero por fin encontré a mi medio kiwi, a mi medio yo, a ese loco que me reconstruyó el corazón... ¡ay, el amor!. Y quiero compartirlo todo con vosotras, porque en cierto modo, formáis parte de esta historia, porque os habéis convertido en algo muy importante para mi.

Y después de toda esta bomba de dulzura, os voy a presentar a un par que nos acompañarán el día de la boda. T y E.
pajaritos novios
El patrón es de nuestra querida Alba de "Los Productos de Rucas", desde el primer momento que lo vi me dije que ese par tenían que estar presentes el día de mi boda y no dudé ni un segundo en meterlo en mi lista de deseos.

Es un patrón super sencillo, muy bien explicado y trae algunos extras para variar a la parejita. Yo estoy deseando meterle mano nuevamente y hacer otros dos más pequeñitos 😁, que estos en la tarta creo yo que no...

PatrónLos productos de Rucas Material: Cotton light ◾ Aguja: 3 mm ◾ Tamaño: 11 cm
¿Qué te han parecido los pajaritos?

Comenzamos la cuenta atrás. 
13 de octubre, te veo ya muy cerca.
No sé si me sigue gente conocida, pero ya os iré contando poco a poco como va la cosa. 
¡Ay, qué emoción!